fbpx
Cosas maravillosas de la vida: Volver a disfrutar del chocolate

Volver a disfrutar del chocolate

Comer chocolate es uno de los placeres de  la vida, creo que nadie pondrá en duda esta afirmación, pero ¿cuantas veces podemos decir que verdaderamente disfrutamos el comernos un chocolate? ¿Sin culpa? ¿Sin remordimientos? ¿Sin Ansiedad?… pocas verdad…

Os propongo volver a amar al chocolate, disfrutarlo como niños y sentir todo el placer de su delicioso sabor.  ¿Has probado alguna vez a dejar que el chocolate simplemente se disuelva en tu boca? sin morderlo, sin apurar el momentos, sin ser protagonista… dejándote mimar por el chocolate. ¿No sabes de lo que te hablo? sigue leyendo…

Prueba a tomar un trocito de chocolate y simplemente deposítalo en tu lengua, no lo muerdas, déjalo allí hasta que comience a derretirse y su sabor se mezcle con tu saliva. Deja que esa crema dulce y delicada invada la boca… restriega LETAMENTE  tu lengua contra tu paladar para potenciar el sabor e inundar todas tus papilas gustativas… disfruta.

Una vez que se haya disuelto todo ese trocito de chocolate, quédate degustando esa sensación de placer antes de volver a empezar… Te llevará unos minutos y puede que después de dos trozos así degustados no tengas ganas de otro trozo, así que guárdalo para otro día. Puede que sea el chocolate más delicioso que te habrás comido nunca… o puede que no…  lo que sí es seguro que lo disfrutarás al máximo y no tienes porque culparte sólo te habrás comido dos trocitos de la barra.

Para ser honesta a mí me tomo varios cuadros de chocolate, antes de poder disfrutarlo, la ansiedad me puede… pero cuando lo logré, descubrí que era ¡simplemente maravilloso!

Si lo probaste, comenta tu experiencia y si te gustó, ¡comparte este post!